Qué creen los profesionales veterinarios que debería cambiar de su trabajo

¿Qué creen los profesionales veterinarios que debería cambiar de su trabajo?

Entrevistas

Como sabéis, en Mundo Vets nos encanta conocer vuestras experiencias como profesionales veterinarios. La veterinaria es una profesión muy gratificante, pero, a veces, también complicada. Por eso, hemos querido preguntar qué es lo que creéis que debería cambiar en vuestros centros de trabajo de manera más inmediata. Esas cosas que complican un poco el día a día en la clínica. Estas fueron las respuestas que más se repitieron.

Factores a cambiar en los centros veterinarios

A continuación, os mostramos una recopilación de las respuestas recibidas. Por supuesto, hay que tener en cuenta que estas situaciones no se dan en todos los centros o no todas ellas.

  • La organización de la agenda de la clínica. Nos comentan que, en muchas ocasiones, la asignación de citas se organiza en base a obtener una mayor facturación, pero eso choca con la realidad del tiempo disponible para atender.
  • De ese primer punto se derivan dos problemas que los profesionales también consideran que hay que cambiar: se incrementa el tiempo de espera de los clientes, con sus consecuentes molestias y, por otro lado, profesionales como los/las ATV tienen que acudir a consultar a sus superiores, viendo limitada su capacidad de decisión por miedo a cometer un error grave.
  • Se debería hacer una diferenciación entre el horario de atención al público y el horario de la clínica. Las citas se retrasan mucho por atender fuera de consulta.
  • No se pagan las horas extras en la mayoría de casos.
  • El funcionamiento de algunos software de gestión y, especialmente, la escasa ayuda recibida por parte del equipo de atención correspondiente al mismo, complica el trabajo.
  • Habría que considerar y valorar más el dominio de los idiomas, incluyéndolo como extra en el salario si se diese el caso en los profesionales.
Cosas que los profesionales veterinarios creen que debería cambiar de su trabajo
  • Se debería fomentar el compañerismo.
  • Mejorar la comunicación de los veterinarios con los casos y las tareas a realizar por parte de otros profesionales si el veterinario que lleva el caso no está presente.
  • Desarrollar un protocolo interno para evitar contradicciones. Especialmente cuando el flujo de información pasa por muchos y diferentes estamentos.
  • Pueden surgir rivalidades entre los mismos perfiles. Más de un ATV nos ha comentado que compañeros/as, por miedo a perder su trabajo, no ayudan a la integración de los nuevos profesionales en los centros.
  • Existe, en ciertos casos, muy poca predisposición parte de los veterinarios para ayudar también a los ATV.
  • Muchas personas consideran que se deberían realizar reuniones de equipo con frecuencia para estudiar problemas y soluciones. La comunicación interna es esencial para lograr los objetivos marcados.
  • Que la gestión de las redes sociales o el blog de la clínica sea considerado como un extra y, como tal, se remunere.
  • Regularizar las tareas de limpieza del centro. En ocasiones la higiene de las instalaciones las ejecutan los propios profesionales veterinarios.

Cambios necesarios desde los inicios de la actividad laboral

Además de los cambios que algunos profesionales consideran que deberían realizarse, muchas personas nos han contado los problemas que se encuentran desde los inicios de su carrera profesional o, incluso, antes de comenzarla.

Estas eran algunas de las palabras que recibimos:

«Algunos empresarios se aprovechan de los veterinarios recién salidos de la carrera. Ofrecen un trabajo aparentemente decente, pero luego el sueldo por una jornada completa no llega a 1000€ netos, pero sí te exigen conocimientos y responsabilidades que no están pagadas. Por otro lado, los contratos son de 6 meses prorrogables a 2 años, con lo que tampoco puedes expresar tu inconformidad por miedo a que no te renueven. Y no hablemos de las horas extra, que en mi caso nunca se cobran. Pero claro, tampoco puedes dejar el trabajo a medias…»

«... Muchas veces nos engañan respeto a los ATV. Hay mucha gente que quiere estudiar algo de veterinaria, por ejemplo, yo que no he podido estudiar en la universidad (…) El problema es que no hay trabajo. Llevo un año con el título y sigo buscando (…) nos prometen que cuando nos lo saquemos encontraremos trabajo y luego, nada.»

«Me gustaría indicar que el hecho de que los estudios de auxiliar veterinaria no sean reglados es un inconveniente, ya que sales de la formación con muy poco conocimiento práctico y la profesión de ATV es muy técnica

A pesar de todo, la gran mayoría de las personas con las que hemos hablado nos comenta que su profesión les resulta muy gratificante, puesto que les hace felices cuidar y mejorar la calidad de vida de las mascotas.

¡Además, las anécdotas graciosas del día a día veterinario, también ayudan muchísimo!

Ver: Testimonios: Lo más duro de la profesión veterinaria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.