Todas las empresas veterinarias necesitan publicidad pagada

Todas las empresas veterinarias necesitan publicidad pagada

Consejos

La medicina veterinaria nunca ha sido tan competitiva como en los últimos años. Por ello, para garantizar que tu práctica veterinaria se desarrolle con éxito, debes comunicarte con más clientes preparados y dispuestos a acudir con sus mascotas a tu centro. Y, para ello, todas las empresas veterinarias necesitan publicidad pagada.

El uso de Google Adwords en medicina veterinaria

La optimización en los motores de búsqueda es una parte fundamental del negocio veterinario, pero mientras el SEO lleva su tiempo, Google Ads puede hacer que el teléfono suene al momento.

El uso de Google Adwords en tu clínica veterinaria se suele basar, casi siempre, en anuncios de texto que se colocan en la parte más alta de las páginas de resultados de Google.

Pero veamos, con más concreción, cuáles son sus beneficios.

Podrás dirigirte a clientes que de verdad están interesados en reservar una cita en tu clínica lo antes posible

Gracias a la orientación avanzada de Google Adwords, podrás publicar anuncios que solo vean aquellos a los que desees que lleguen.

Por ejemplo, es posible que quieras orientarlos a personas que busquen un centro veterinario en un radio de 4 kilómetros y durante las horas en las que tu clínica está abierta.

Te colocarás por encima de tu competencia

Si tu competencia no está usando Google Adwords para captar clientes, ten por seguro que te colocarás por encima de esos centros.

Como se ha mencionado, tus anuncios aparecerán en la parte superior de la lista de la página, por encima de los resultados orgánicos, marcados con la palabra «Anuncio».

El uso de Google Adwords en medicina veterinaria

Solo pagarás cuando alguien haga clic en el anuncio

Al establecer el CPC (Coste Por Clic), se determina un precio que se pagará por cada clic que haga el usuario en el anuncio, pero no pagarás nada si no lo hace.

Esta es una manera muy eficaz de distribuir tu presupuesto para esta estrategia de marketing digital.

Los anuncios son flexibles

Una vez realizado un anuncio no significa que no haya vuelta atrás. Estos pueden modificarse, incluso pararse si se observa que los resultados no son los esperados.

Además, son medibles, ofreciendo muchísimos datos que te facilitarán conocer el éxito o fracaso del mismo.

Por todas estas razones es evidente que todas las empresas veterinarias necesitan publicidad pagada. Aun así, no se puede dejar de lado la publicidad orgánica.

La mejor combinación: SEO + Google Adwords

El 93% de las experiencias online comienzan con un motor de búsqueda y en ese aspecto, el SEO es fundamental para que el resultado de esa experiencia sea tu clínica.

Sin embargo, las estrategias de SEO llevan tiempo y los sitios web, que son de nueva creación, pueden tardar meses en aparecer dentro de la primera página de Google.

Por ello, combinar una estrategia de SEO sólida con Google Ads puede facilitar muchísimo que tu negocio veterinario crezca más rápido.

Debido a todas las razones expuestas, debes ver tu negocio veterinario como una gran empresa. Las compañías más grandes nunca ven el presupuesto de publicidad como un gasto, sino como un catalizador para el crecimiento. Por eso, todas las empresas veterinarias necesitan publicidad pagada.